La Crisis de la Iglesia

La Teología Mutante y el Fin del Dogma

En esta segunda nota de la serie "Saldo de un Pontificado" seguimos comentando aspectos de los 25 años del reinado de Juan Pablo II. A fin de trascender lo meramente anecdótico o laudatorio, tan recurrido por los medios en estos días, tratamos de hilvanar reflexiones sobre el momento tan particular de este tiempo de duelo y precónclave con una mirada sobre el estado de la Iglesia.

La catarata de alabanzas que la prensa mundial destina al pontífice fallecido huele a rancio. Son los mismos medios que denostaban su "extremo conservadurismo", los que exigían su renuncia tildándolo de incapaz de gobernar a causa de su decaimiento físico.

Nos preguntábamos al final de la nota segunda de esta serie qué elementos objetivos pueden dar pie a evaluaciones tan contradictorias sobre el pontificado de Juan Pablo II.

El hombre actual, inclusive el católico de estos días, tiene una imagen muy distorsionada de Pío XII. Se lo tiene por un hombre amargo, presuntuoso, autoritario. Alguien desentendido de toda otra actividad que el cuidado de una ortodoxia fría y alejada de los problemas humanos ( ¡como si esto fuese posible!) Absorto en los tejemanejes entre la Iglesia y el poder mundano. Y dedicado a ceremonias pomposas y alejadas del sentir del pueblo.

Escribe Marcelo González

Edición completa, carta introductoria dirigida al Santo Padre Paulo VI y notas del Breve Examen Crítico.

Distribuir contenido

Twittet

Tales afirmaciones se oponen al dogma que afirma que la religión católica es la única religión verdadera (cf. Syllabus, proposición 21). Se trata de un dogma, y lo que se le opone se llama herejía. Dios no puede contradecirse a sí mismo.

Marcelo González

En estos meses, desde su visita a Chile, Irlanda y con la publicación de los desastres morales que afloran en todas partes, curiosamente siempre relacionados con conocidos, protegidos o favorecedores de Francisco, su posición se ha vuelto sumamente delicada. Tal el caso de la impresionante protección que brindó a Mons. Zanchetta, ex obispo de Orán, Salta,cuyos detalles se pueden conocer en este artículo

Marcelo González

Henchidos de toda injusticia, malicia, codicia, maldad, llenos de envidia, homicidio, riña, dolos, malignidad; murmuradores, calumniadores, aborrecedores de Dios, indolentes, soberbios, fanfarrones, inventores de maldades, desobedientes a sus padres; insensatos, desleales, hombres sin amor y sin misericordia. Y si bien conocen que según lo establecido por Dios los que practican tales cosas son dignos de muerte, no sólo las hacen, sino que también se complacen en los que las practican.

Marcelo González

"Hoy, 25 de Noviembre, queremos salir a proclamar a Cristo como Rey de nuestras vidas y de nuestra sociedad. Frente a las numerosas negaciones e intentos de hacer desaparecer la Fe en Jesucristo, salimos hoy a las calles para cantar la Gloria de Nuestro Señor, para reconocerlo frente al mundo: Él es nuestro Salvador, Él es nuestro Señor, Él es nuestro Rey."

Marcelo González

La restauración católica será por la vía del culto y del reinado social de Nuestro Señor Jesucristo. Dios ha resguardado el sacerdocio y el culto por medio de una obra minúscula en sus orígenes que hoy es de importancia crucial para el destino del catolicismo. La restauración que debemos realizar día a día se nutre del fruto de ese resguardo.

Editor y Responsable

Y 335º aniversario de la liberación de Viena del asedio turco: recordando la liberación de Viena.

Sofía González Calvo

la Peregrinación pone en lugar principal el conocimiento y amor a la misa tradicional. La misa se convierte en el centro de los tres días de peregrinación. Misa de campaña, rezada bajo la lluvia y el frío, sobre el suelo de barro. Acompañada de cánticos en latín y castellano que ayudan a la devoción. La devoción era otro elemento patente entre los caminantes.